Cargando...
Noticias
 
Noviembre 28 2018

De la mano de emigrantes venezolanos, el softbol empieza a ser conocido en Quito

Para quienes asisten al parque Bicentenario, escuchar palabras como ‘pitcher’, ‘catcher’, ‘jardinero izquierdo’, ‘jardinero derecho’ resulta completamente nuevo. Las pronuncian los jugadores venezolanos de sóftbol durante los intensos partidos sobre un gramado trazado con sementina.

Ellos compiten en la Liga Pichincha  Copa Navidad 2018 que se juega todos los domingos, en un espacio autorizado por el Municipio. “No podemos vivir sin jugar béisbol o al menos sóftbol, para nosotros estos deportes es como el fútbol para ustedes, los ecuatorianos”, manifiesta Rafael Pinto, uno de los organizadores de la competencia.

El sóftbol es muy parecido al béisbol. Son 17 equipos que participan en el torneo clasificados en las categorías A, B y C. En la A están peloteros experimentados; en la B, intermedios, y en la C, los jugadores máster.
 

Solo un ecuatoriano

En cada nómina existe al menos 20 jugadores, pero entran a la cancha solo 10. Un 80% de los peloteros son venezolanos residentes en Quito. Un 15%, cubanos, y un 5%, dominicanos.

Dentro de uno de los planteles está un solo ecuatorano. Se trata Luis Valdiviezo, del Águilas. Él vivió algunos años en Venezuela y aprendió a jugar sóftbol.
 
Trajeron sus implementos 

Rojas manifiesta que casi todos los implementos y uniformes los trajeron entre sus maletas cuando abandonaron su país. “Crecimos con un bate y una bola, esto no lo podemos dejar en el lugar donde nos encontremos”, comenta con nostalgia.

Los uniformes también han sido confeccionados en Venezuela, aunque algunos fueron fabricados en la capital. 

En la categoría A están algunos exprofesionales de la Liga Venezolona de Sóftbol. “Invitamos a la población para que conozca este maravilloso deporte en el parque Bicentenario”, expresó Jesús Salguero, coordinador del torneo.